miércoles, 22 de enero de 2014

Financiación privada o financiación bancaria


Este autor ha negociado y ha gestionado con las distintas opciones, aunque actualmente la financiación bancaria suena a algo utópico aún existe realmente.

Esta es una descripción de mi experiencia subjetiva tras quince años de negociaciones con fondos de capital riesgo, inversores privados y bancos y tras haber levantado de ellos casi cinco millones de euros para financiar proyectos empresariales de innovación y tecnológicos.

Describiremos los pros y los contras de cada una de ambas opciones:

Apalancamiento financiero (bancos), contras.

-          En la actualidad es muy difícil de conseguir si no se aportan garantías dinerarias.

-          Hay que aportar garantías.

-          Hay que devolver el dinero, y con intereses.

-          Si el proyecto no genera las rentabilidades previstas, habrá que devolver igualmente los préstamos, los intereses, o se ejecutarán las garantías.

Apalancamiento financiero, pros.

-          Si el proyecto es bueno y da rendimiento, siempre es mas barato devolver el dinero a un banco, que pagar eternamente dividendos a un accionista.

-          Si el proyecto es bueno, siempre será menor la cantidad a devolver al banco que la suma del valor de las acciones que hemos cedido a cambio de la inversión.

-          Hay algunas posibilidades, aunque remotas, de garantizar el apalancamiento bancario con sociedades de garantía reciprocas (normalmente exigen afianzamiento a los emprendedores).

-          Las condiciones son estándares.

-          La banca no entra en la gestión empresarial.

Los pros de uno son los contras del otro y viceversa..

Capital riesgo o inversores, contras

-          Es difícil de conseguir si no se tiene un buen plan de negocio soportado por una buena due diligence

-          Si el proyecto es bueno y ofrece rentabilidad habrá que pagar dividendos proporcionales al porcentaje de acciones cedido a cambio de la inversión, que siempre será mas dinero que devolver un préstamo

-          Hay que negociar los pactos entre accionistas y las condiciones de salida.

-          Algunos fondos de capital riesgo o accionistas entran en la gestión de la sociedad (a menudo entran en el consejo de administración)

Capital riesgo o inversores, pros.

-          La garantía es el plan de negocio y el equipo emprendedor, no hay garantías dinerarias.

-          Si el proyecto fracasa o no genera el valor esperado, no hay que devolver ningún dinero (todos pierden el valor de sus acciones en la proporción en que las ostenten), éste es un “pro” relativo ya que nadie espera el fracaso de su proyecto

-          La aportación de conocimiento de algunos fondos o inversores a la gestión de la sociedad puede ser beneficiosa.

A partir de aquí, cada emprendedor debe tomar sus propias decisiones, es obvio que no es fácil cerrar una negociación, pero si atendemos a todos mis anteriores post no solo es posible cerrar un acuerdo de financiación sino que además tanto inversores privados como fondos de capital riesgo están necesitados de buenos proyectos en los que invertir.