lunes, 26 de mayo de 2014

La Intuición disuade a los inversores, transforma la intuición en razonamiento.


La mayoría de las empresas nacen de la intuición de los emprendedores.

La intuición es un conocimiento evidente para el que lo posee que no está fundamentado en el razonamiento ni en la deducción, generando de esta forma incertidumbre para terceros, independientemente del grado de intuición y de seguridad que el emprendedor tenga.

La intuición es un elemento importante para el proyecto ya que genera mucha seguridad y entusiasmo para el emprendedor, y esta seguridad y entusiasmo se contagian y se transmiten otorgando un mayor grado de posibilidades de materialización del proyecto, sin embargo, estos terceros inversores, bancos e instituciones, necesitan un mayor nivel de confianza que la que genera la mera intuición, así pues, para financiar un proyecto, lo primero que se debe hacer es despejar las incertidumbres que puedan tener terceras personas, empresas e instituciones facilitando la credibilidad del proyecto, y al mismo tiempo, transformando en razones objetivas y mesurables la intuición del emprendedor para una mayor confianza y generando también una mayor seguridad para el emprendedor.

¿Cómo transformamos la intuición en elementos de seguridad para terceros?

La intuición, a menudo carece de razonamiento y de deducción, así pues hay que dotar a la intuición de razonamiento y de deducción de manera objetiva (esto es realizada si es posible por terceros con experiencia en análisis empresarial).

¿Qué es el razonamiento?

El razonamiento es el análisis coherente de una serie de premisas que permiten llegar a una conclusión determinada.

¿Qué es la deducción?

La deducción es el análisis coherente de una serie de conclusiones que permiten llegar a una conclusión tercera.

Así pues, el dotar a un proyecto intuitivo de razonamiento y de deducción reduce la incertidumbre de terceros, con esta incertidumbre minimizada, los terceros, inversores, bancos e instituciones pueden invertir en un proyecto con un mayor grado de confianza, consiguiendo de esta forma que se financien con mayor facilidad e incluso con mejores condiciones de valor accionarial los proyectos que conlleven un alto grado de razonamiento en su plan de negocio.

En algunos casos, el dotar de este razonamiento pueden hacernos ver que el proyecto no es tan atractivo como el emprendedor se imaginaba, o que las posibilidades reales de materialización del mismo son mucho más reducidas, en este caso es mejor saber estas circunstancias antes de materializar una inversión, que a posteriori de haberla realizado, incluso para el emprendedor, es mejor no invertir, ni dinero, ni tiempo, en un proyecto en el que los resultados de un análisis de razonamiento y de deducción nos disuaden de la inversión.

¿Cómo realizar el proceso de dotar de razonamiento y de deducción a un proyecto?

-       La Due Diligence de la innovación o de la tecnología

-       El Plan de Negocio

La Due Diligente de la innovación o de la tecnología es el proceso de evaluación del escenario y del entorno en el que se desenvolverá el proyecto en el caso de materializarse la inversión necesaria, y estudia aspectos tales como la novedad, la competencia real o posible, el marco legal y de protección así como los incentivos fiscales y la viabilidad de la realización del proyecto por los gestores y sus necesidades de medios externos, todo ello desde una perspectiva totalmente objetiva, es decir, alejándose en lo posible de la intuición del emprendedor, no para descartarla, sino para contrastarla con ella.

El Plan de Negocio es el estudio perspectivo del proyecto desde el punto de vista de las necesidades del mismo y su coherencia con la Due Dilingence para anticipar la necesidad financiera, describir la trazabilidad futura de la cuenta de resultados, del balance y de la tesorería y definir desde estos parámetros una valoración de la sociedad  para la negociación con los inversores.

El Plan de Negocio se reliza con posterioridad a haber realizado la Due Diligence.

La Due Diligence es la aplicación del razonamiento objetivo sobre la intuición del emprendedor.

El Plan de Negocio es la aplicación del razonamiento desarrollado en la Due Diligence mas la deducción aportada por la experiencia en otros proyectos.